Covid-19, la oportunidad para reencontrarnos con nuestra familia

En medio de un aislamiento preventivo que se ha dado en Colombia a raíz de la pandemia del Coronavirus, desde la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se invitó a toda América Latina, a fomentar la unión familiar para obtener paz, consuelo y esperanza en medio de los tiempos de incertidumbre que han llegado de la mano del Covid-19.

Frente a la suspensión de reuniones públicas y el cierre temporal de templos en el mundo, la máxima autoridad de la iglesia, el presidente Russell M Nelson declaró que “estos desafíos particulares pasarán en su debido tiempo, sigo siendo optimista respecto al futuro[…] Les prometo que la felicidad está al alcance de todos los que escuchen y obedezcan”.

Para el elder John Gallego, la paciencia es algo que debe ser elemental durante esta época, siempre con la certeza de que tendremos un mundo mejor y que todo pasará. A su vez, destacó que esta situación “ha permitido que las familias estén juntas y puedan restaurar las actividades que se hacían tiempo atrás” y que debido a la cotidianidad se han dejado de lado.

Es por ello que esta es la oportunidad para conectar con nuestros antepasados y nuestra historia familiar, “todo ha cambiado e invitamos a las personas a que estando en casa, compartan en familia y así fortalecer los lazos familiares” y regresar a una época en que se nos enseñó que la unidad familiar era lo más importante del mundo.

El aislamiento social y el confinamiento han sido la estrategia más efectiva hasta ahora para frenar, en lo posible, esta enfermedad, sin embargo lo que es efectivo contra el coronavirus significa un riesgo de violencia intrafamiliar, varias personas en un solo lugar, con pocas posibilidades de salir podrían representar un riesgo. 

En la primera semana de aislamiento del 20 al 27 de marzo se registraron en la línea de atención ‘Línea Púrpura’ cerca de 1.336 llamadas de las que 214 fueron por violencia psicológica, física, económica, sexual, patrimonial y verbal contra de la mujer.

Otro sector de la población que es víctima de este tipo de violencia son los adultos mayores, quienes además de ser más  vulnerables al Covid-19 también lo son ante este tipo de agresión, según , Medicina Legal  en marzo, 50 mujeres de la tercera edad fueron víctimas de violencia mientras que los hombres mayores sumaron 62 casos. Esta es la oportunidad para promover la igualdad de condiciones a los integrantes de nuestra familia. 

Desde la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la enfermedad del Covid 19, puede ser interpretada como una manera de aprendizaje, una prueba en la que “tenemos que estar conscientes de cuidar al planeta. A su vez, el elder Gallego invitó a revaluar el concepto de normalidad en la vida, “ a veces pensamos que la vida normal es estudiar, trabajar e ir de compras, pero creo que estábamos perdiendo la importancia de darle tiempo a la familia”, asegura con la esperanza que al acabar la cuarentena se le dé una mayor importancia al núcleo familiar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *